Selva Norte del Perú: Entre el Petróleo, Pobreza y Desafíos.

J+co La selva Norte del Perú constituye uno de los lugares más importantes de localización de la diversidad biológica, cultural y recurso no renovable: Petróleo. Estudios recientes indican que en la Selva del Norte del Perú coexisten 13 pueblos indígenas (Awajún, Shawi, Achuar, Candoshi, Matsés, Záparo, Wampis, Cocama, Kichwa, Secoya, Yagua, Arabela y Urarina) con los reservorios de biodiversidad más importantes del mundo que involucra los humedales del abanico del Pastaza y reservas territoriales de pueblos en aislamiento voluntario ubicados en la zona Napo – Tigre; frontera con el Ecuador. 23 lotes han sido concesionados a 11 empresas petroleros para fines de exploración y explotación (Perenco, Repsol, Burlington, Pluspetrol, Hunt Oil, Talisman, Ramshorn Shona, CEPSA, Petrobras, Maple, Gran tierra); abarca las cuencas hidrográficas de los ríos tigre, corrientes, morona, pastaza, huasaga, marañón, curaray, napo, mazán, huallaga, paranapura, cenepa, nieva y otros tributarios. El 60% de la producción de petróleo del Perú se extrae de la Selva Norte del Perú durante los últimos 30 años; paradójicamente, es la zona mas pobre del Perú.

La Selva Norte del Perú representa un vasto territorio de vital importancia geoestratégica; pues, los mercados internacionales de hidrocarburos, servicios ecosistémicos (fijación de dióxido de carbono, regulación de agua para toda la amazonia) y la apertura al mundo de la medicina tradicional; están en franco asedio en merced de las permisiones descontrolados del Estado.

La pobreza real que azota a los pobladores rurales de la Selva Norte del Perú (Alto Amazonas, Datem del Marañón, Loreto) es el resultado de una imperfecta forma que administrar los intereses de la nación; privilegiando la renta del gran capital en relación contraproducente a las demandas mas prioritarias de esta parte de la amazonia: educación adecuada, seguridad alimentaria, salud básica continuada y fuentes naturales limpias de todo tipo de contaminación. Es inconcebible no hacer algo importante y contundente ante la indiferencia y ausencia efectiva del Estado (Gobierno Regional de Loreto y Gobierno Central); que han demostrado distancia ante todo los problemas y posibilidades.
La ausencia del Estado significa falta de supervisión, seguimiento y control respecto al cumplimiento de los instrumentos de gestión ambiental sujeto a las empresas petroleras. El Estado no llega y consiguientemente; la salud pública y la calidad ambiental en la Selva Norte del Perú es una noticia esperada.

Para lograr una evolución sostenible de la amazonia norte teniendo como centro al ser humano, su territorio y el medio ambiente; es necesario manejar indicadores elementales encontrados en los estándares ambientales, sociales, culturales y económicos nacionales e internacionales. Si no hubieran es indispensable crear estándares participativas. Así, es recomendable implementar las siguientes acciones:

- Implementar un sistema local de monitoreo de los estándares ambientales nacionales e internacionales vinculados a la actividad petrolera y minera. Para ello, se desarrollará capacidades indígenas con apoyo de la comunidad científica independiente.
- El Estado y las Empresas Petroleras deberán institucionalizar un cronograma de rendición de cuentas sobre el cumplimiento de los instrumentos de gestión ambiental.
- Crear una comisión interinstitucional y multidisciplinaria (organismos públicos, comunidades indígenas, comunidad científica y otros afines) con la finalidad de formular los estándares culturales y económicos en zona de influencia de la actividad petrolera y minera. De tal forma que permita medir los niveles de variación de la seguridad alimentaria, fertilidad del suelo, seguridad territorial sobre la lógica de disponibilidad de territorio suficiente para la continuidad cultural de los pueblos indígenas inmersos. También, formular parámetros para medir la variación de especies y recursos genéticos.

En los albores del siglo XXI no podemos caminar sin referentes claros y cuantificables. Teniendo en cuenta que la sociedad y los acontecimientos evolucionan sobre un sistema eminentemente extractivista sin planes de contingencias sino de sobreprotección de los intereses monetarios. Es recomendable aunar esfuerzos con aquellos que sueñan otorgarle al mundo algún modo alternativo.

No comments yet.

Leave a Reply